25.1.13

El síndrome de Stendhal



Rebuscando entre mis libros más viejos, hallé uno que decía Stendhal - Obras Selectas (Ateneo). Inmediatamente pensé: "Ah, debe ser Rojo y negro, La cartuja de Parma y demás'" Me Equivoqué. Se trataba de una curiosa compilación de escritos del gran escritor francés -traducidos por E. M. S. Danero en el caso de los Diarios, y por Heurtley de la Riestra, en el caso de los demás textos.

El volumen, bastante generoso, incluye, además de los Diarios, Recuerdos de egotismo, Algunos paseos por Roma, El rosa y el verde y Mina de Vanghel. Aunque apenas empiezo a hojear este delicioso volumen, intuyo que entre sus casi 750 páginas deben esconderse, sobre todo en sus referencias varias a Milán y Florencia, lo que algunos médicos han llamado el Síndrome de Stendhal. 

Se trata de una rara enfermedad de origen psicosomático, como todas, creo, que se caracteriza por un ritmo cardíaco elevado, confusión, vértigo, palpitaciones e incluso alucinaciones, cuando el paciente se expone a obras de arte muy bellas y/o en gran cantidad.

Como se darán cuenta, pese a ser el más sobrio estilísticamente de los románticos, el buen Stendhal no estaba libre de maravillosos efluvios de ese gran movimiento cultural que fue la verdadera y última gran revolución de Occidente. Salvo mejor parecer.   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.