23.2.13

Revoltijo editorial y algo más



Lo mínimo que se le pide a una editorial es que se documente sobre lo que se propone publicar. Revuelta Editores, que venía haciendo un trabajo impecable hasta ahora, acaba de pegarse un resbalón de aquellos con una edición de la Tortuga Ecuestre del gran César Moro; no estoy seguro si la gran legión de admiradores del vate bilingüe peruanos y extranjeros se lo perdonará.

Abelardo Oquendo, siempre condescendiente con los trabajos de Rodolfo Loyola –quien es el diagramador del entuerto-, cuenta así el problema en su columna de hoy de La República:




Cuando César Moro murió solo había publicado tres libros, todos de poemas en francés y todos, como el número de sus ejemplares, breves. Entre sus poemas en español dejó un conjunto, escrito entre 1938 y 1939, La tortuga ecuestre, cuya publicación había anunciado y estaba por realizar. No alcanzó a hacerlo. André Coyné lo dio a la luz en Lima, en 1957, año siguiente al de la muerte de Moro, en una modesta edición que incluyó otros poemas del autor, escritos entre 1927 y 1949. Para la edición que proyectó, Moro había excluido cuatro poemas del corpus original; Coyné, razonablemente, los restituyó, no sin advertir de este hecho al lector.

En el medio siglo y un lustro que han corrido desde entonces las obras de Moro en francés y en español han continuado editándose; y se han traducido y reeditado dentro y fuera del Perú. Su palabra, pues, permanece viva y su prestigio se ha asentado y se extiende entre los amantes de la poesía. Sin embargo, La tortuga ecuestre no se ha publicado aún tal como su autor lo concibió, sino siempre acompañada de otros textos, con agregados y aditamentos. La más reciente de sus reediciones, aparecida en diciembre de 2012, en Lima, es también la más próxima al proyecto incumplido de Moro y es por esto celebrable. Se debe a Revuelta Editores, y sus placenteros y sobrios diseño y diagramación a Rodolfo Loyola. Pero –ay- los editores le han  agregado un anexo con un par de poemas que no son del poemario original.

En palabras más duras: Revuelta Ediciones hizo una edición fallida más. 

Una pena porque la edición es bonita y se ve que los chico de Revuelta se han tomado su tiempo en hacer el trabajo. Para otra vez (y tal vez otra gente) será.

Algo lejanamente vinculado a este, digamos, apuro editorial, es el casi institucionalizado apremio en las traducciones que existe en el mercado editorial español, y que por cuestiones de marketing tenemos que sufrir los lectores de países que compramos libros producidos en la península.

Un ejemplo meridiano es el del best seller Cincuenta sombras de Gray, que salió a la venta en el 2011 en Inglaterra y cuyo primer volumen estaba ya traducido al español para junio del 2012. Como las ventas fueron muy buenas, tradujeron en apenas mes y medio los dos siguientes volúmenes de la trilogía simultáneamente. La pregunta es: ¿puede ello garantizar un texto libre de errores gramaticales, sintácticos y, sobre todo, de calidad literaria?

Dejo al lector la respuesta. Buen fin de semana a todos. 

3 comentarios:

  1. Muy buena publicación, congratulaciones por tu Blog, apoya también mi blog, comenta, suscríbete y sígueme, yo también hare lo mismo con tu blog.

    ResponderEliminar
  2. David Ballardo26.2.13

    Estimado Víctor, es curioso que tú, una persona enterada de libros y ediciones, no se haya tomado la molestia en corroborar lo que dice A. Oquendo en la columna del sábado. Es cierto que el libro contiene 02 poemas añadidos a la presente edición y, es por eso que en la portada, donde se consigna el título completo, dice claramente LA TORTUGA ECUESTRE Y DOS POEMAS ANEXOS DE CÉSAR MORO. Es clara nuestra intención de separar estos dos poemas del poemario La tortuga ecuestre. Uno de los motivos que llevó incluir estos 2 poemas es la decisión expresa de André Coyné de tomar la edición trabajada por Ortega y Coyné para ediciones ALLACA, edición a la que dedico varios años de trabajo y, que de alguna manera, sería la edición definitiva de La tortuga ecuestre.
    Entonces, la edición que acaba de editar Revuelta Editores, es el deseo editorial de quien dedico tantos años al estudio de la obra de César Moro y, sin lugar a dudas, del único que sabe cómo debió editarse la edición final del poemario.
    Saludos,
    David Ballardo.

    ResponderEliminar
  3. Hola, David. En ese caso, tendremos que extender la corrección que mencionas al mismo Oquendo. En cualquier caso, es una excelente edición que recomiendo. Saludos.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.