4.3.13

CARTA SOBRE LA NOVELA EPISTOLAR Y "LOS IDUS DE MARZO"

Si quieres hacer una novela epistolar que trascienda, tienes que mirar hacia atrás. Aunque suene demodé. No está en tu imaginación ni en tus ganas, la salida a los problemas que te plantea un reto como ese, si no en la forma en que autores como Choderlos de Laclos, Goethe, y más contemporáneamente, Thornton Wilder --con esa magnífica novela hecha de fragmentos de cartas diversas de la época del fin del Imperio Romano (que tanto admiraba Borges), Los idus de marzo-- resolvieron las huidizas trampas de las voces y los cambios de personaje inherentes al subgénero epistolar.

Kurt Spang*, en un trabajo bastante exhaustivo sobre la naturaleza de la novela epistolar, ha dicho que toda narración tiene un carácter obviamente diferido, pues existe una distancia entre hecho y momento de narración. Pero hay más, escucha:

En la novela epistolar el carácter diferido se manifiesta en un doble nivel, es decir, por un lado en el normal de toda comunicación literaria, y por otro, en el nivel originado por el distanciamiento espacio-temporal ficticio entre el remitente y el destinatario de las cartas dentro del marco de la novela epistolar. A este respecto hay que añadir que si el primer distanciamiento genera la imposibilidad de invertir los vectores comunicativos, el segundo no impide la inversión de los papeles de emisor y receptor y hasta invita a ella.

Pero nos estamos poniendo demasiado académicos. Si no has leído el libro de Wilder, que no solo es polivocal sino politextual (esto último en el sentido de que no solo se resigna a cartas, sino que utiliza notas, citaciones, informes, invitaciones, reflexiones personales, fragmentos de diarios), no puedes haber reparado en que diferenciar en la medida de lo posible la voz de un remitente de la voz de su contestatario no es ni de lejos lo único que necesitas para hacer una novela de este tipo.



Sería algo así como decir que para hacer un excelente ceviche solo necesitas pescado y limón. Claro, puede salir algo bueno, pero eso no agota por ningún lado todas las posibilidades que te pueden dar los ingredientes que se pueden utilizar y que de hecho se han utilizado desde hace siglos.

Ahora, la simplicidad que llega incluso a lo pueril, no es mala en sí. Sobre todo en tiempos de banalidad y aplauso fácil como los que vivimos. Pero lo importante no es lo externo, no es lo que digan los demás porque los demás poco o nada saben sobre novelas epistolares, imagínate: tú mismo no lo sabes.

Lo importante es comprehender la agradable equivocación del "respetable" con tu propuesta (por la cual me he alegrado de todas maneras), y curar las deficiencias de tu conocimiento sobre el tema que tratas. No es el punto llenarse de datos sobre el autor; si encalló en tal caleta, si se acostó con tal mulata, si se entristeció con tal cielo en tal fecha.

No. Lo más importante es empaparte primero del tipo de novela que vas a asumir y luego ejecutar con la mayor precisión.

Escribo esto con la mejor intención. Un abrazo.


*Spang, Kurt. "La novela epistolar: un intento de definición genérica".   

2 comentarios:

  1. Ybarra7.3.13

    aprendiste, burrito pretencioso?????

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Muy buena nota, me gustó. El género epistolar es muy interesante, particularmente porque nos mete mucho más en la psicología de los personajes.

    Yo lo conocí primero por los cuentos policiales y de suspenso que leía en antologías y que suelen usar esta tecnica para narrar distintos puntos de vista.


    Justamente yo también armé un humilde post donde reseño la novela epistolar.

    Si te interesa, te invito a leerlo y comentarme qué te parece:

    http://www.viajarleyendo451.blogspot.com.ar/2013/07/las-ventajas-de-ser-epistolar.html


    También, si quieren pueden seguirme en:

    https://www.facebook.com/sivoriluciano


    Subo notas de literatura, cine, humor y cultura en general.

    Muy buen blog! Saludos!!

    PD: Moby Dick siempre me aburrio! jaja =P

    Luciano

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.