18.3.13

José Carlos Yrigoyen entrevista a Santiváñez




Nadie puede negar que Róger Santiváñez es el poeta más dotado del grupo Kloaka y uno de los más resaltantes de la llamada generación de los ochenta. Sus poemarios, algo adelantados a su tiempo, Symbol y Cord Cordium, hablan por sí mismos. Pero también hablan solos, por un lado, la dirección que ejerció J. A. Mazzotti del suplemento “Asalto al Cielo”, del proterrorista “Nuevo Diario de Marka” –no confundir con el recordado Diario de Marka que tenía ese notable suplemento cultural llamado El caballo rojo--, y la simpatía ingenuona y con olor a tufo de ron que tuvieron la mayor parte de los integrantes de Kloaka con respecto a los “grupos alzados en armas” que estaban dizque "haciendo la revolución".

Vale la pena, pues, separar la producción poética de ciertos poetas valiosos de dicho grupo, de su pensamiento político naïve de aquella época. Errores y horrores de juventud les diremos para evitar más rencillas. Va la entrevista completa extraída de aquí.


---JCY: En lo relacionado a actividades, cronología y documentos, el Movimiento Kloaka, según tus testimonios, equivale a un año y medio de actividad, tres recitales y una revista de poesía. Pero para ti ¿qué más es Kloaka?

RS: Es la memoria de una hermosa etapa de mi juventud. Es el recuerdo de un grupo de poetas jóvenes a lo que nos reunió el destino en ese momento de 1982, es la agitación que hicimos por los barrios de la gran Lima, el taller de poesía interno que formamos y  la contribución a la poesía y al arte en el Perú, vía la obra individual de quienes fueron sus integrantes.

---Está claro que el legado más importante de un grupo de poetas es la producción poética que realizan o realizaron bajo el nombre del colectivo. Desde ese punto de vista, ¿cuál ha sido este legado de parte de Kloaka, sin contar tus libros?

La poesía de Domingo de Ramos, algo nuevo en el concierto de nuestra poesía. Igualmente la obra de Mariela Dreyfus, José Antonio Mazzotti, Julio Heredia, la pintura de Enrique Polanco y la poesía de Dalmacia Ruiz Rosas, la de José Alberto Velarde y su obra de raíces étnicas aimaras. También cuento a la gente de la onda expansiva: Rodrigo Quijano, Rafael Dávila-Franco, Bruno Mendizábal, Frido Martin y la obra plástica de Fernando Bryce.

---¿Y consideras que las obras de los poetas que mencionas son fundacionales de alguna manera?

Pienso que tienen lo suyo, es decir, tienen un lugar en el panorama de la poesía peruana desde 1980 hasta acá.

---Ya. Pero no los llamarías fundacionales.

¿Qué es para ti fundacional?

---Es decir, que son autores cuyo trabajo abre nuevas perspectivas, lugares, referentes o formas de poetizar en nuestra tradición.

---Creo que sí, el caso de Domingo de Ramos es clarísimo. Los de Mariela Dreyfus y Dalmacia Ruiz Rosas igual, respecto a la tradición de la poesía escrita por mujeres. Los últimos trabajos de Mazzotti lo mismo.

---¿Y no crees que Carmen Ollé ya había anticipado lo que hicieron Mariela y Dalmacia?

Podría ser, pero ella lo que hizo fue ponerle su tono personal -con enorme talento- a la poesía conversacional que imperaba en esa época y desde hacía tiempo atrás. Dreyfus y Ruiz Rosas han trabajado en ese mismo sentido. La única diferencia es que Ollé es anterior en el tiempo.

---Roger, de un tiempo a esta parte has escrito numerosos testimonios sobre el Movimiento Kloaka y la época donde este surgió. Algunas personas, incluso ex miembros del Movimiento, como Julio Heredia, afirman que has sobredimensionado los alcances del grupo y su propia existencia, y que has reescrito su historia para este fin. ¿Qué puedes decir al respecto?

Julio Heredia solo respira por la herida, al no haber sido considerado para los eventos por los treinta años de Kloaka.

---¿Por qué se censuró la participación de Heredia del homenaje por los treinta años de Kloaka?

Su presencia fue cuestionada por su actitud delatora en distintos momentos: acusó -falsamente- a algunos ex miembros del MK se ser “terroristas” o “senderistas”. Eso es grave.

---¿Cuándo hizo eso Heredia?

En diversos momentos desde hace años.

---Mencióname uno.

En una carta, cuando yo escribí un artículo en la revista Oiga por los días en que cayó Guzmán, deslizó sibilinamente esa presunción, que fue naturalmente aclarada por mí.

---Bien, pero quisiera insistir con la pregunta anterior. ¿Qué piensas de los que dicen que has reescrito la historia de Kloaka?

No he reescrito la historia de Kloaka. Sencillamente he dado mi testimonio de lo que pasó hace treinta años.

---En tus testimonios afirmas que Enrique Polanco fue miembro del Kloaka. Sin embargo él niega esta versión rotundamente. Dice que fue a una reunión con ustedes para tomar unos tragos y que luego se sorprendió al ver que aparecía en los manifiestos del grupo.

Eso no es cierto. Habla con Polanco hoy día y verás. Kike aparece firmando todos los documentos del MK de la época. Tan es así que en la expo que censuró Petroperú iba a haber una sección completa dedicada a su obra. Igual cedió gentilmente sus cuadros para el CD que hemos publicado, A-LA ROQJ /SOUND TRACK DE UNA UTOPIA con las bandas kloakensis.

---Roger, Polanco le dijo eso a Jerónimo Pimentel hace dos meses.

Yo me remito a los hechos: en 1982 yo le propuse a Polanco entrar a Kloaka, y él se entusiasmó. Esto sucedió en una reunión en el local del taller de Huayco en Barranco. “Bacán” me dijo, “Kloaka es la ciudad”. A partir de allí participó activamente en el Movimiento y firmó todos los documentos que fueron publicados por Kloaka hasta el final.

---Siguiendo con esto de los miembros, los aliados, y los no miembros, ¿Cuál fue la verdadera participación de José Antonio Mazzotti en Kloaka?

Mazzotti tuvo una intensa participación en Kloaka en su tramo final: fines de 1983 y el verano de 1984. Dalmacia también, aunque un poco menos. Los miembros de la onda expansiva: Quijano, Dávila Franco, Frido Martin, Bryce eran jóvenes amigos muy cercanos, iban a algunas reuniones y participaban en ciertos eventos; por ejemplo Quijano y Bryce eran del Durazno Sangrando, una excelente banda -digamos- protosubte que tocó en el recital de lanzamiento de Kloaka en el Bar La Catedral, el 11 de febrero de 1983.

---Te pregunto esto porque una de las cosas que afirma Heredia, y no solo Heredia, es que uno de los episodios que se ha reescrito en tu historia es la participación de Mazzotti en Kloaka, y esto es debido a su actual influencia sobre los miembros del Movimiento, quienes junto a él han armado una campaña de legitimización de MK en el medio académico norteamericano. ¿Qué piensas de esto?

Ya te comenté la real participación de Mazzotti en los días de Kloaka. Nadie tiene mayor o menor influencia entre o sobre los ex miembros de Kloaka. El MK fue una creación colectiva y ese espíritu continúa. Que José Antonio haga tal o cual trabajo académico en Estados Unidos, es su pleno derecho. Si habla de Kloaka, me alegro, porque es un grupo al que yo contribuí a fundar.

---Durante los años ochenta algunas movidas culturales como el rock subterráneo o  las artes plásticas tuvieron la presencia de Sendero Luminoso. Los escritores peruanos de entonces también tuvieron cerca esa presencia, y aunque muchos lo nieguen ahora, hubo una corriente de simpatía hacia SL. ¿Cómo fue el caso de Kloaka al respecto?

Kloaka fue un movimiento de bandera negra: anarquista radical. No existe ningún documento en que Kloaka muestre simpatía ni por SL ni por agrupación política alguna. Ese es un sambenito colgado a Kloaka por mentes malintencionadas y nada más.

---Entonces afino mi pregunta: ¿Qué pensaban los miembros de Kloaka sobre SL entre 1982 y 1984?

Pensábamos que era un grupo maoísta que se había alzado en armas.

---Bueno, esa es una definición de la Wikipedia. ¿Cuál era su posición frente a eso?

Ninguna. Nosotros éramos anarquistas.

---¿Ninguna? Lima estaba aterrorizada constantemente por apagones, coches bomba y toques de queda, ¿y ustedes no tenían ninguna posición?

No. Observábamos lo que estaba sucediendo, con estupor, claro, pero nuestra propuesta era anarco-utópica.

---Mi última pregunta, Roger: ¿cómo se concilia el espíritu anarco radical – bandera negra de Kloaka con que sus miembros acepten que una institución del Estado les haga un homenaje?

---Kloaka ya no existe, mi estimado. Eso ocurrió hace 30 años. Lo que celebramos es la memoria de lo que fue el MK. Y sobre todo su contribución concreta en la obra poética, plástica y rock de sus ex- miembros, aliados y simpatizantes. Ex-miembros en Lima consiguieron el apoyo del Estado que tú citas. Y yo lo apoye, ya que ¿por qué no? actualmente somos -individualmente- poetas y/o artistas y podemos exponer nuestro trabajo -donde quiera que sea- con tal que puedas hacerla con la total libertad que merecen el arte y la poesía.

---Imagen: a Kloaka ya no lo censura ni PetroPerú. ¿Alguna vez lo censuraron de verdad?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.