13.5.13

ADOLFO POLACK EN EL RECUERDO




A estas altura todo Lima sabe que el viernes pasado se fue del mundo manifestado el maestro Adolfo Polack, a quien tuve el honor y el gusto de conocer.

Sus funerales estuvieron abarrotados de gente que lo quería y que lo apreciaba, lo cual no era nada difícil porque se trataba de un hombre culto, bondadoso, amador de la vida y de las artes. 

Tenía una página en CARETAS que se titula "El misterio de la poesía", donde cogía unos versos de poetas casi siempre interesantes, y con ellos construía un admirable crucigrama que era una delicia desentrañar.

Recuerdo su risa abierta, franca, casi estentórea; sus consejos sobre poesía y vida que él concebía profundamente entrelazadas, sus conocimientos profundos de música (su profesión) y de tanta otras materias  que, con humildad, prodigaba a sus amigos. 

Su inquebrantable alegría y entusiasmo...

Aún conmovido, y con un sentimiento de tristeza y admiración, le digo adiós a Adolfo Polack en este nuevo viaje que ha emprendido, dejándonos una estela de alegría y celebración vital.

Gracias por todo lo enseñado, Adolfo.

1 comentario:

  1. Gran amante de la vida, Adolfo Polack.
    Una persona extremadamente bondadosa y culta, sin ninguna pose tonta, que poseen actualmente algunos pseudos artistas.
    Gran músico, poeta y sociólogo.
    Adiós Adolfo, por alegrarnos con tu ahora entrañable y cariñosa sonrisa.
    Gracias, por permitirme conocerte y coger tus mas sabios consejos, así como tu profunda carcajada, que me acompañará siempre en el camino de la vida.
    Hasta pronto...

    ResponderEliminar

di lo que puedas