23.5.13

SEIS POEMAS DEL POETA CHINO BEIN DAO


SIN TÍTULO

Volver una y otra vez a la poesía
los pájaros nocturnos cantan a coro
y tú vas donde desaparecen las canciones
disipando la humareda

abre el paraguas para entrar en la mañana
tú el vagabundo
te adelantas a tu propio final
¿qué puede sustituir a la alegría?

los zorros del siglo
saltan entre los abismos
¿ves aquel puente fulgurante
cómo desaparece en la inmensidad del cielo?

la mañana palpa
el pensamiento oculto de las luces
arriba el enojo del agua
es la soledad de la nube recién despierta



CIUDAD VACÍA

Clima desconfiado y velas se alzan y descienden juntos
los muertos siguen a los vivos como sombras
el espíritu y la brújula
se extravían en una avenida de dirección única
la plaza del día, el muelle de la noche
el ala derecha de la noche se posa en las luces,su ala izquierda se hunde en las cloacas
un abismo de pelo largo interroga
al marinero y sus amores de antaño
interroga recuerdos de hogar y barcos encallados
del negativo a la fotografía
el pelo encanece, el abismo emerge
un sábado pensativo
navegando hacia la ciudad vacía



EL COLOR PÚRPURA

en el atardecer claro
las cornetas suenan una tras otra
las abundantes chirimoyas del árbol rielan
como la sabiduría en la mente
abro la puerta esperando la noche
y el tiempo de los grandes maestros
estudiando y jugando al ajedrez
alguien desde el trono
lanza una piedra

sin alcanzarme
el pescador pasa como un fantasma
las estelas te crean
y te tatúan
nuestros dedos se entrecruzan
una estrella pone el freno
y nos ilumina a todos

  





VIAJE

Aquella sombra está bebiendo agua
aquella carcajada imita
el derrumbe
del rayo que rompe el alba

viajar con los libros
los libros ganan edad por el viaje
por el viaje quedan anónimos
el caballo que penetra en el telón de fondo
vuelve la cabeza

justo llegaste
al lugar donde aquel nació

los peces contemplan la ciudad debajo del agua
donde hay un cebo fresco
y una ancla enojosa


APUNTES VESPERTINOS

Las tetas enormes de la camarera
helado de frutilla
un quitasol me cuida amablemente
el sol cuida a un escarabajo de agua
patanes soplan botellas vacías de vino
mi cigarro y yo soñamos
una sirena estrecha el horizonte,
limita mi tiempo
una llave de agua aúlla en el patio del conjunto de departamentos
el otoño se alza indiferente



LLEGADA

Éramos muy jóvenes entonces
y ya estábamos cansados como una botella
esperanjdo que aumentara la ira

¡oh, la ira de los tiempos!

avergonzados resplandores perpetuas las noches
cruzando a través de la vida y de la muerte
entre los libros
rebelan los sabios el sentido del invierno

¡oh, el sentido de la partida!

sollozando los reunidos elevan su cabeza
y voceando se lamentan
olvidados en su amnesia de Dios



---Bei - Dao es el seudónimo de Jen-Gai Zao (Beijing, 1949), uno de los poetas chinos vivos más celebrados actualmente.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.