11.8.13

DOS POEMAS SUELTOS Y VIENEN MÁS

Vallejo y no
A Mabel Gálvez 

Eh nacientes desnascimientos noentes
Ah relucientes luces alogenadas, y entonces
La vuelta siempre la vuelta a la cotidiana
Tontería diaria donde gotean las sombras
Desde su vasto visto eterno aguacero.

Ah la vallejiana cita poco considerada
Eh el furor de una lágrima que no sabe
Salir, y, en el fondo, otro no sé dónde
En el que se quedan: vueltas, aguaceros,
Desnacimientos… al otro lado de la acera:

Alguien se derrumba; qué me importa.

Solo hay lugar para yentes bajo la lluvia.

La tristeza está prohibida y hace frío.  


Otra


Desparezco, desaparezco, inusualmente soy.

Ello aparte, tengo en mí toda la indiferencia
De este mundo. Y es mucha carga.

Luzco, consigo, me hacen notar ¿y?

La poesía es oficio menor, por fortuna
No oficial ni académico ni informal
Es tenso, riguroso, profundo, amoral.

No sé qué es, pero no es un perro asesino
Ni un gato que espera su comida comedido.



1 comentario:

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.