4.8.13

Lluvia




Hoy llueve en la ciudad pero no llueve en mi corazón. Los sabihondos dirán: es garúa, no lluvia. Apelando al porteñismo que figura en la fosa común de las palabras (DRAE). Pero la garúa, que no es marca Perú, por si acaso, no es solo nuestra. Ni de lejos. Y es un tipo de lluvia.

Hoy llovizna, que es una lluvia sutil. Los vidrios de la habitación se empañan y pienso en el frío mayor de los que se afanan en hacerse un lugar a codazos y empujones en el mezquino parnaso peruano. Los que se hacen invitar, los que hacen lobby literario, aquellos que zancadilla de por medio llegan a escalar un peldañito en esa larga escalera al "éxito" que otros suben a trancazos y sin mirar abajo.

Llueve también sobre ellos, perennemente. Pero llueve sobre todo sobre los lobos de fauces salivantes que fungen de editores en las grandes trasnacionales. Esos que compran material a los colegios a cambio de que recomienden sus libros de texto. Los angurrientos de los planes lectores, los oportunistas de las letras. Les llueve a torrentes la plata mal habida.

Hoy garúa delicadamente sobre los chismosos, los tergiversadores, los malhablados, los infidentes, los destructores de honras, los envidiosos... Sobre ellos nunca cae un aguacero porque los aguaceros son de Vallejo y ellos --lo saben perfectamente, por eso hacen lo que hacen-- siempre estarán a años luz de cualquier escritor de valía verdadera.

Hoy Lima se parece un poco más a Lima. Llueve a la limeña y uno tiene la esperanza de que las penas y faltas de este mundillo ridículo literario del cual me siento cada vez más liberado, sean lavadas por fin.

Pocos saben que mientras más lejos te ubiques de las penurias y triunfos de pacotilla de esta fauna intonsa, más te llenas de pena y de conmiseración por estos seres desafortunados. Por estos académicos apadrinados, estos anarquistas de anaquel, estos socialistas de prosa adocenada.

Como el sol, hoy me siento cada vez más lejos de estas repudiables lluvias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.