7.11.13

“Un mar alcoholizado”, de Mario Morquencho






Acaso porque es un poeta de provincia y no tiene demasiadas relaciones en Lima, se ha pasado un poco por alto el segundo poemario de este vate norteño que radica en Lima desde el 2006.

Afirma el crítico Paul Guillén en la contratapa del libro, que Morquencho esta vez “nos recuerda a Luis Hernández y Manuel Morales en el uso del habla popular”. Muy al margen de lo ocioso que resulta establecer filiaciones poéticas rápidas, creemos que el uso del habla popular está muy lejos de emparentar, por sí mismo, a cualquier poeta con Hernández; de otra manera, tendríamos que el autor de Vox Horrísona tendría cientos de hijos y nietos poéticos por todo el Perú, pues el uso del lenguaje popular es extremadamente difundido en nuestro país, tanto temporal como espacialmente.

Más bien es la estructura de formalización de los versos la que podría acercarnos a una parentela más acorde. Morquencho utiliza mayoritariamente el verso largo y aun el versículo, y el ritmo y la exaltación lírica de que hace gala lo dejan, en mi opinión, entre un Miguel Ildefonso y un Domingo de Ramos.

Tiene del primero la pasión por las imágenes sorprendentes, algo efectistas; del segundo, cierto ritmo trepidante y contundente (casi histriónico). Corre a favor de Morquencho que ha tomado de Ildefonso la eufonía versal y de De Ramos su apuesta auténtica por lo marginal.

Sin embargo, y por fortuna, Morquencho es más que ello. Jamás pierde el centro, la columna vertebral del poema, como ocurre con el difuso autor de Himnos, más bien toma una idea poética y la exprime hasta lo máximo, aunque con ello se le escapen algunos versos prescindibles.

El provincianismo y el simbolismo marítimo del poemario –bien señalados el primero por Guillén, y el segundo por Arteaga, en el prólogo--, ojalá no me equivoque, son solo primeras estancias de un proyecto poético que tiene todo para madurar favorablemente. Ello depende de que Morquencho siga ofreciéndose en mente y alma a la poesía, y de que no le haga demasiado caso ni al silencio crítico, ni a la crítica fácil. 

Buen viento y buenas olas.

---Mario Morquencho.

1 comentario:

  1. Cristian León Gómez14.11.13

    Espero para el libro una acogida fecunda...

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.