6.2.15

RECONOCIMIENTOS A MI POEMARIO TVPR

Debo agradecer a la señora o señorita Diana Polack, digna sucesora del siempre recordado Adolfo Polack en la ya legendaria sección de CARETAS, El Misterio de la Poesía, por haber utilizado un poema mío para elaborar el crucigrama del reciente número de la revista. 

Muchas gracias también a los amigos del mejor semanario del Perú.






Eso no es todo. Mi humilde poemario, ninguneado por los recuentos del año locales, ha sido tomado en cuenta en la magnífica revista mexicana de literatura LUVINA, donde han publicado una reseña de Fernando Carrasco:


"La obra poética de Víctor Coral (Lima, 1968) está conformada por los poemarios Luz de limbo (2001, 2005),Cielo estrellado (2004), Parabellum (2008) y Poseía (2011). Recientemente, Coral ha publicado un quinto poemario: tvpr (Tres veces postergado retorno). Si en cada uno de sus trabajos poéticos anteriores se percibía el interés por desarrollar temas y estructuras diferentes, en este último libro el autor dialoga, sobre todo en el aspecto temático, con sus poemarios ya publicados.
     
La presentación rústica del texto anticipa el carácter lúdico e irreverente que se aprecia en muchos poemas. Este rasgo cobra fuerza con la manera como se han dispuesto los versos en la página en blanco, la ausencia de títulos y la supresión parcial de los signos de puntuación. Además, en cuanto al uso del lenguaje, notamos en este poemario un contacto con la poesía conversacional latinoamericana. Y en esta misma línea se advierte en tvpr una vinculación con la poética planteada por el Movimiento Hora Zero (cabe mencionar que el libro está dedicado al poeta Juan Ramírez Ruiz). 

Sin embargo, este poemario de Víctor Coral va más allá. El yo poético se muestra de pronto ante una serie de imágenes que lo vuelcan hacia el pasado, hacia los años de la infancia, ese paraíso perdido donde habitan personajes, escenarios y situaciones que tuvieron un rol decisivo en nuestra época de formación: «porque los astros los llevo cabeza dentro desde siempre / porque aluciné siempre cosas apagadas y tristes / pero una alegría pequeñita ha vuelto / y esa pavesa no la dejaré morir / hasta morir» (p. 16). (Sigue leyendo)




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.