19.10.15

Ecocrítica: una opción poco ejercida en el medio






William Flores, doctor en Literatura por la Universidad de California, acaba de publicar una versión de su tesis doctoral, cuyo título es el que pueden ver en la portada. Se trata de una entrada crítica a la literatura que tiene cierto auge en el extranjero desde hace un par de décadas o más, pero que no ha tenido mayor replica académica en el Perú.

Basándose en lo que se conoce como ecología profunda, Flores se enfrenta a cuatro novelas donde el aspecto ecológico tiene una presencia importante: “Doña Bárbara”, Cien años de soledad”, El Hablador” y “Mantra”. En todas ellas se analiza el aspecto ecológico y ecosófico que el autor ha tenido en cuenta en el momento de construir su propuesta.
Afirma Flores sobre la deep ecology:


El movimiento ecocrítico de hoy tiene como fundamento a la filosofía de la ecología profunda. Consecuentemente (…) el propósito de este análisis es determinar si, en efecto, esta literatura manifiesta tendencias de la filosofía biocentrista, así como se plantea en este libro. (…) Este libro tiene otro objetivo: rescatar ecosofías latinoamericanas abriendo nuevas nuevos horizontes en el área de estudios literarios ecológicos dentro de su contexto globalizante; en este estudio se exploran distintas perspectivas del dilema ecológico que se manifiestan en la literatura analizada y la presentación de posibles efectos de prácticas locales consistente con el antropocentrismo.


De las cuatro novelas analizadas, las que soportan mejor, y aun concuerdan con los postulados algo radicales de la ecología profunda, son “Cien años de soledad” y “Mantra”. Pero es --eso me parece-- más eficaz la crítica ecológica  en el desentrañamiento del soslayar y de la minusvaloración de los aspectos ecológicos en los textos literarios (esto se nota meridianamente en el análisis devastador de “El Hablador”), que en el feble acuerdo que se establece entre texto y postulados ecosóficos.

Por otro lado, si bien el aporte de Flores a la famélica crítica académica local resulta fundamental, es necesario señalar que los principios de la deep ecology han sido ya cuestionados actualmente, tanto desde una crítica que repudia cierto tufo trascendentalista en estos, como por opciones ecológicas más radicales, que han rebasado el humanismo de la ecosofía.

Con todo, vale la pena leer este libro, muy bien estructurado, para enterarnos de por dónde va una de las vertientes con más proyección en la crítica literaria contemporánea.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.