2.10.15

POETAS MALOS, BUENOS Y MEDIOCRES



Ser un poeta malo también tiene su valor. No es fácil serlo. La mayor parte de los que escriben no son buenos ni malos, solo mediocres. Diría que un 90% o más de todos los que escriben poesía en cualquier idioma.
Un poeta mediocre no es una rara avis, en cambio. Y no tiene que ver con que no exprese, o no tenga nada qué decir. Es algo más profundo. Acaso tenga relación con la incomprensión del fenómeno del lenguaje. Su reducción a mero instrumento para lograr cosas (el famoso carácter fascista del lenguaje --ver Montalbetti).
Un poeta malo siempre podrá mejorar, y un poeta bueno, con mucho esfuerzo y suerte, logrará la excelencia (que algunos confunden con esa fruslería de "encontrar su propia voz").
Un poeta mediocre nunca saldrá de la mazmorra de su propia lengua trabada.
Es un caso perdido y debería dedicarse a otra cosa porque ni para enseñarle a los chicos cómo no debe hacerse poesía sirve lo que escribe.
Dicho todo esto con alusiones personales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.