15.10.15

UN POEMA DE MARIO MORQUENCHO

SOLDADURA AUTÓGENA



La pieza desoldada que no puedes volver a soldar en ti
son las vísceras que flotan
como pescados en un mar de petróleo
son los pedazos filosos de metal
olvidados en un rincón del taller

La pieza desoldada en ti
es el viejo colchón que ahora están quemando en medio de la calle
el viejo colchón donde pudiste hacerle un par de hijos arde en medio de la calle
contaminando todo el barrio
el humo negro se funde con la noche
qué olor tiene ahora el amor
si la pieza desoldada que no puedes volver a soldar en ti
es el flojo peldaño de la escalera que da a la habitación
donde los gemidos de ella y otro
te dejan en medio de una inundación

Para qué utilizar el soplete e intentar soldar
la pieza desoldada en ti
si pronto venderás tu corazón como chatarra

Oxicorte a la carta que le diste
y que leyó muy ilusionada en una moto-taxi
oxicorte a todas la fotografías
3055 °C para desintegrarlo todo
oxicorte a su cuerpo desnudo humedecido por la ducha
a su lunar que te alunaba día y noche
oxicorte a su penacho de aurora
cagada ahora por los pájaros

Ella se cansó de las ampollas de tus manos
ella se cansó de la ferrosa voz del colibrí que le cantaba
ella se cansó de la sinfonía del metal ardiente
ella se cansó de la vibración del yunque en el ocaso
ella se cansó de los calendarios de lubricantes
con mujeres semidesnudas brillando
entre el óxido y el polvo
que la gangrenaban
ella se cansó de la radio vieja
la que le volaron la antena un día
 mientras discutían
y que ahora tiene puesto como antena
el cable de algún circuito roto
la radio vieja que ahora enciendes a todo volumen
con las canciones de Segundo Rosero
mientras sueldas con la llama azul perfecta
oxígeno + acetileno
que lo soldaba todo
y que ahora ya no puede soldar

la pieza desolada en ti





6 comentarios:

  1. Anónimo16.10.15


    Carlos Enrique Saldivar:

    Saludos, amigos, si saben o sospechan de algún seudónimo que haya usado o esté usando un sujeto llamado Víctor Coral (dizque poeta y narrador, aunque en realidad es un blogger), por favor, avísenme al inbox. No deseo tener agregado a nadie sin conocer su nombre verdadero y que esta persona me espíe. Deseo espectorar al mencionado de mi facebook para siempre. Muchas gracias.

    VR

    ResponderEliminar
  2. Anónimo19.10.15

    Qué buen poema. Hay gente que se para quejando de huevas y haciendo de guachimán de las redes mientras otros usan las redes para crear, como el poeta Morquencho.

    Eso hace la diferencia!!!!!

    felicitaciones.

    Gabriel

    ResponderEliminar
  3. Mira, Carlos Enrique Saldívar:

    el único Facebook que tengo tiene mi nombre completo. Existen otros dos, con poquísimos amigos y evidentemente con la voluntad estúpida de hacerme daño, que se manejan bajo el nombre que tú has dado. Si te han insultado desde alguno de esos facebooks creados por enemigos personales míos, lo único que te puedo decir es que denuncies esas páginas porque son falsas.

    Si no tienes nada que aportar sobre lo que se publica en esta REVISTA, te pido con cordialidad que te vayas a otro sitio con tus problemas. Este no es un espacio de polémicas nimias ni de creación de polémicas de este tipo, sino de diálogo sobre poesìa y poéticas.

    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo21.10.15

    Mantra es la novela de Rodrigo Fresán?

    ResponderEliminar
  5. Anónimo21.10.15

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  6. Así es. Su mejor novela, en mi opinión.

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.