27.11.15

GRUPO NEÓN: UNA HOGUERA INEXTINGUIBLE



En una edición impecable, el poeta y compilador Héctor Ñaupari –en connivencia con el poeta y editor Harold Alva Viale- acaba de publicar “La hoguera desencadenada”, una antología poética del Movimiento Cultural Neón.

El libro contiene textos de 15 poetas de este importante grupo poético de los noventa, entre ellos, por qué no, los propios compiladores. Una de las tantas virtudes del volumen, es recuperar la producción poética del extrañamente desaparecido Juan Vega, y de la sanmarquina Olga Saavedra, entre otras sorpresas literarias.





Acompañan al corpus principal, una serie de entrevistas donde Ñaupari y Alva Viale repiten el plato, acompañados de Miguel Ildefonso y el neomatritense Leo Zelada.

En cuanto a los prefacios, uno esperaría de un experimentado como Óscar Málaga lo mejor; pero el pergeñado por Ñaupari y Zelada resulta, además de más informado, más certero y de máximo vuelo:

el grupo Neón toma todos los planteamientos estéticos de la modernidad que antes mencionamos para adquirir una voz propia. Consideramos que con este “lirismo integrador”, el grupo Neón se aleja de las búsquedas totalizantes como las de la nación, la identidad o la estética pura, desarrollando un proceso de florecimiento de la poesía…

Lo vertido por los poetas entrevistados rezuma vitalidad, intensidad poética, un mínimo de reflexión y, a pesar de los años pasados, la permanencia de ese fuego poético que yo reconocí a principios de los noventa en amigos como Zelada, Ñaupari, Ildefonso y Oliva. Felicitémonos por ello.

En cuanto a la poesía escanciada, resulta un acierto adicional. Sabemos por Perogrullo que toda antología es una antojología. Así que no vamos a discutir quiénes faltan o quienes sobran; pero sí podemos decir –para ser positivos—que los poemas incluidos son en su mayoría de buena factura. Para muestra de ello, les copio uno del recordado Carlos Oliva.


S/T

Tu tesoro, Carlos Oliva, es el amor que perdiste
En tus manos de navegante ebrio,
De náufrago sobre un tronco a la deriva,
De marino agotado de tanto nadar contra la corriente,
Para llegar tenuemente hacia la resaca.
Mi poesía en sí no tiene nada que ver con la poesía:
Es un clamor de condenado.
Es una protesta,
Pero esta protesta es principalmente
Contra mí mismo.
El canto por el canto en sí no existe
(ni siquiera en los pájaros).
El objeto de mi canto –lo que sea- es liberarme de mí
Mismo,
Negarme a mí mismo, es decir, salvarme de mí mismo.
De mi propia autodestrucción
que está a punto de desintegrar mi vida.
Es una protesta contra mi condición humana,
Narcisista     sórdida       decadente.


Los mejores augurios a este magnífico y necesario esfuerzo editorial. Felicitaciones sinceras a los compiladores.





6 comentarios:

  1. Anónimo28.11.15

    Que buena chamba de Ñaupari. Es lo que se merecía el grupo Neón, del cual yo participe en los 90tas, pero luego me quité. Felicitaciones a Héctor por este gran trabajo.

    Saludos desde Helsinki.

    Rafo./

    ResponderEliminar
  2. Anónimo28.11.15

    Una cosa es un impresor y otra es un EDITOR. Por favor, Coral, es usted un ignorante o qué???? Saludos a Ñaupari.

    VRV

    ResponderEliminar
  3. Anónimo28.11.15

    QUÉ GRAN POEMA DE CARLITOS, CARAJO. SALUD!!!!


    RICHI

    ResponderEliminar
  4. Anónimo28.11.15

    Compré la antología y está muy bien hecha. Felicitaciones a los compiladores.

    Gustavo Flores.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo28.11.15

    Compré la antología y está muy bien hecha. Felicitaciones a los compiladores.

    Gustavo Flores.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo29.11.15

    "connivencia" hahahahahaha!!!!

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.