8.11.15

LA GENERACIÓN DE LOS NOVENTA: ¿GENERACIÓN PRE?

Hace unas semanas, Fernando Ampuero, estupendo cuentista y también poeta, alborotó el gallinero literario con un artículo que muchos tomaron como el "nuevo canon literario criollo" (sic), en el que nombró no solo a todos sus amigos narradores, pero también a mucha gente que no conocía ni frecuentaba.

Pues bien, hoy me propongo algo menos ambicioso y más personal. Contar un poco lo que nos tocó vivir a quienes formamos la llamada generación de los 90 y cuál fue nuestro papel dentro de la poesía peruana.


Martín Rodríguez-Gaona.
Es ya más o menos sabido que el coloquialismo peruano, nacido de algún libro del recordado Pablo Guevara y potenciado en muchos poemarios de Antonio Cisneros, tuvo su clímax en Hora Zero, que llevó a sus límites esta vieja new age y transformó sus cimientos con su idea de poema integral.

Luego de esto vino la letanía y el oscurantismo de los 80, donde el autoabanderado grupo Kloaka tuvo el mayor protagonismo. Los 80, sin embargo, significaron los últimos estertores del coloquialismo peruano, aunque en no todos los casos (pienso en Magdalena Chocano y Di Paolo, por ejemplo).

Cuando nosotros entramos en escena, en el 91, encontramos un lenguaje devastado y sin norte. No podíamos repetir lo hecho por HZ y Kloaka porque era como rizar una vez más el rizo. No podíamos volver a la poesía preconversacional, porque la influencia de la poesía española ya no nos era suficiente.

En otras palabra, tuvimos que refundarlo todo y re-crearnos; buscar nuestro lugar en el proceso poético peruano.



Magdalena Chocano.
Pero no hubo nada de aspavientos mediáticos (Kloaka) ni militancias grupales (HZ). Lo hicimos cada uno desde sus trincheras: Luque, Barbieri y Crisólogo desde Noble Katerba. Ildefonso, Oliva y Ñaupari desde Neón. Rodríguez Gaona, Mary Garay, Pacheco, José Pancorbo, Helguero, Selenco Vega, Guerrero, entre muchos y muchas, desde sus respectivas soledades.

Nuestra generación, con su diversidad, con su eclecticismo estético, fue la que no solo preparó el terreno, sino que sembró lo mejor que hoy pueden cosechar poetas con proyección, como Borja Benites, Kreit Vargas, Denisse Vega o Ludwig Saavedra.

No es descabellado entonces llamar a los 90 la "Generación Pre". Porque fue la que hizo todo antes de que los que vinieron luego lo hicieran. Porque fue una generación abierta, generosa, productiva que pre-paró el camino para la libertad creativa de los poetas jóvenes de hoy.



Kreit Vargas.
No hay ninguna deuda. Es simplemente el devenir, a veces sinuoso, de nuestra poesía. Y lo bueno de todo es que nadie tiene que estar peleándose por ser o no ser nombrado, pues esto es más que un canon --los cánones pasan, las obras quedan--; es un trozo de la historia literaria peruana.


Víctor Coral
06-11-2015
Barranco

6 comentarios:

  1. Anónimo9.11.15

    Bacán la perspectiva, te felicito.

    GROVER

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9.11.15

    Siempre hay generaciones que preparan el terreno. Tienes razón.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9.11.15

    Falta mi nombre.

    Diego.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9.11.15

    Echarri??????

    ResponderEliminar
  6. Cultivo Arte, señor. CULTIVO ARTE
    - Poesía, Teatro y Música -
    Carrasco
    Pacheco
    Salas
    Y...Braga

    ResponderEliminar

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.