5.2.18

CHEEVER Y SUS CARTAS AMARILLAS

Mi primer contacto con la obra del narrador estadounidense John Cheever data de una mañana de verano de 1990. Andaba yo por la avenida Wilson, en el centro de Lima, y llamó mi atención, en una caja de remates ubicada en la entrada de una tienda de libros viejos, un libro viejo de portada amarilla, si no me equivoco de Emecé, titulado EL NADADOR Y OTROS CUENTOS. 
Hasta entonces no sabía nada de este escritor, pero una corazonada, intuición o tincada me dijo que lo adquiera por la friolera de 2 soles (0.65 dólares aprox.). Desde entonces me volví un secreto admirador de un narrador cuya mayor parte de su obra simplemente no existía en el país. Hasta que años después apareció Rodrigo Fresán, o mejor dicho apareció LA GEOMETRÍA DEL AMOR, una antología de cuentos de Cheever traducidos por Rodrigo Fresán. Y aunque no traía uno de mis cuentos favoritos ("Encuentro"), ascendió el fuego del saber más en mí.



Más temprano que tarde conseguí la saga de los Whapshot, la fabulosa FALCONER, los relatos reunidos publicados por RBA... Y por supuesto, hace unos años, los conmocionantes DIARIOS del autor, donde lo descarnado, la honestidad extrema y la humildad humana no nos dan tregua y nos completan el cuadro del hombre llamado John Cheever.
Estas recién publicadas CARTAS (Random House Mondadori, 2018), me atrevo a proponerlo, no aporta gran cosa a lo descrito más arriba. A diferencia de los diarios, al haber un interlocutor en las cartas, el autor ofrece sus opiniones tamizadas, mediatizadas, y en muchos tramos priman las opiniones de sentido común y el dudoso arte de no meterse con nadie. Por supuesto, hay deliciosas excepciones espolvoreadas a lo largo de las páginas del libro.
Si algún interés especial tiene este volumen, debe estar dirigido hacia los Cheeverlovers, a esos loquitos que son como las groupies de un escritor, y que, a fuerza de rebuscar guiños falsos o ciertos, y sacarle lustre a una supuesta regularidad de absolutamente toda la obra de su ídolo, terminan ubicando en lugar privilegiado en su estantería cada libro nuevo publicado y/o inventado por las editoriales. No los culpo, pero tomo distancia prudente de ellos.
El que quiera hallar al hombre detrás del autor, antes de fatigar estas páginas, hará bien en conseguir sus impactante DIARIOS. Suerte con ello.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.