22.3.18

LEONCIO LUQUE: "Lo visible de la poesía peruana última, aún es invisible"

Uno de los más destacados poetas de los 90 se detiene en sus numerosas actividades para respondernos algunas preguntas fundamentales sobre sus inicios como poeta y sobre conceptos aledaños. Disfruten.






¿Cómo se formó el grupo Noble Katerba?

Noble Katerba es el colectivo poético que agrupa a los poetas jóvenes estudiantes de la Universidad Nacional Federico Villarreal, de diversas facultades, que en su gran mayoría eran de la Facultad de Educación y de Derecho, quienes venían finalizando sus estudios universitarios.
¿Cómo se formó Noble Katerba? Los poetas estudiantes aún en su gran mayoría, habían sido parte de grupos literarios que se formó en la Villarreal a partir del año 1986, y aún mucho antes, como: Voy Mía, donde el más destacado, era el poeta Juan Felipe Flores Flores, quien ganará el Premio Copé de Plata 1991 con su libro CASA DE DAVID y la revista cultural SIRKA, dirigido por el poeta Pedro Perales.
Pero es a partir del año 1986, que la poesía en la Villarreal se activa con los recitales de poesía organizado de manera intensa, cuando se funda el grupo literario Neo Babel, luego Estigma, grupo que difunden su poesía a través de la plaqueta “Cresta de Murelio” y finalmente Mural, los tres colectivos mencionados conformarían a finales de los años 80 y a inicios de los 90 el Colectivo Poético Noble Katerba.

¿Quiénes fueron sus participantes iniciales?

Los integrantes de los colectivos Neo Babel (Leoncio Luque, Johnny Barbieri, Valentín Parco, José Gamboa; Manuel Cadenas, Alan Morales y Rodrigo Manrique y, finalmente, de Mural, los poetas Iván Segura, Roxana Crisólogo, Gonzalo Málaga, entre otros, llegamos a ser quince integrantes inicialmente. Y de manera solitaria Pedro Perales, que acuñó el nombre de Noble Katerba, también se integró al colectivo desde sus inicios.
¿Que se pretendía, al principio, frente a lo hecho anteriormente?
Como vemos, todos los integrantes de este nuevo colectivo poético, tenía un pasado poético, una experiencia poética, una lectura propia de la poesía peruana y de la poesía peruana última, marcado por una época de desconcierto de la guerra interna en que se vivía, como los actos terroristas que eran el pan de cada día, los apagones, la caída del muro de Berlín, entre otros acontecimientos.
En ese contexto lo que pretendíamos a través de la poesía era expresar nuestro mundo interior, pero con una dosis de cierto hermetismo crítico, que intentaba escribir lo mejor que se pudiera, no evocando la tragedia política y social, con manifiestos pueriles sino con contenido poético muy personales, que no encajaba dentro de lo que se buscaba para expresar la realidad en ese momento, y en relación a lo que buscaba la crítica literaria en ese momento, para endilgarnos, donde los manifiesto de Hora Zero, aún retumbaban y la poesía de los 80, lo secundaba.
Cada poeta, estaba libre de escribir como quisiera, estaba en su derecho a experimentar su tragedia personal con una estética asumida a través de conocer la tradición, y eso era suficiente, expresar libremente, sin principios ni órdenes, pero conociendo la tradición, no negándola; nosotros asumimos la poesía peruana, leímos a todos poetas peruanos, a los poetas sindicalistas, a los surrealistas y toda la gama de poesía peruana que era la tradición, estábamos en contra de ser parricidas, poetas malditos, no era lo nuestro. Conocíamos la historia de la poesía peruana y la poesía peruana última estaba lleno de manifiesto y polémicas, y solo nos quedaba escribir bien y no quedarnos en el intento, más allá de si nuestra poesía encajaba en la poesía peruana o no.

¿La épica de los recitales fue una cosa que caracterizó al grupo. ¿Qué crees que lograron con esto?

De alguna manera los recitales fue una estrategia de mostrarse, de leer nuestra producción, ya que la producción escrita fue escasa, pero no asistíamos a todos los eventos poéticos. A muchas de las actividades a la que nos invitaron no asistimos porque nos querían encajar con los principios con que se había movido la poesía peruana de los años 70 y 80, con manifiestos, bravuconadas, insultos, polémicas y finalmente el hecho de ser parricida; pero otros grupos lo hicieron. A nosotros no nos interesaba. ¿Qué se logró? Mostrar nuestra poesía, era una estrategia mediática de darnos conocernos y también compartir nuestra poesía; ya que como tú sabes, la crítica literaria ni se preocupó, ni les interesó, pero los recitales de poesía era un medio de transito de los poemas.

Muy por el contrario de otros grupos de otras universidades, ustedes sostuvieron una saludable actitud abierta a todos los demás. ¿Luego de tantos años, te parece que fue una buena actitud?

Debe haber sido, porque los integrantes de Noble Katerba venían de experiencias grupales poéticos, en colectivos en los que estuvieron; pero una vez dentro de Noble Katerba, también se generó un taller vivencial abierto y crítico a la vez, para publicar a cada uno de los integrantes, eso fue inicialmente para publicar en la Revista Noble Katerba, era una actitud abierta entre nosotros, de alguna manera libre y democrática.
Yo creo que sí, fue una actitud noble y abierta, eso se demostró cuando organizamos un recital en el Paraninfo de la Universidad Villarreal, en el año 1991, que se inició a las tres de la tarde y terminó a las nueve de la noche casi entre corte de electricidad, evento en el que participaron casi todos los poetas de las universidades.

¿Nómbrame 4 (cuatro) miembros del grupo que hayan sido fieles hasta el final a los postulados iniciales.

Johnny Barbieri, Pedro Perales y el que escribe, quienes nos mantuvimos activos, y los otros integrantes atentos siempre al llamado. Otros se declararon ex, otros estuvieron siempre y nunca, algunos ni señales de vida. Pero siempre han sido noble catervas literalmente. Lo bailado no se desestima, se queda en cada uno de nosotros. Pero Noble Katerba fue parte de nuestro proceso inicial, eso quedó en el pasado, fue un pararrayo que nos permitió sobrevivir en la tormenta de los noventa.

¿Coincides conmigo en que el alejamiento --por lo menos momentáneo-- de Alan Morales de la praxis poética es una gran pérdida para la poesía peruana reciente?

Coincido contigo. La verdad siempre lo pensé así. Alan Morales fue un poeta muy particular y era una promesa, con una praxis poética muy madura y que se quedó en el camino y que tuvimos la oportunidad de publicar en la revista Noble Katerba N° 3. Fue uno de los poetas adalid en su momento y dentro de Noble Katerba, a través de su poesía. Espero de verdad que en algún momento publique y podamos disfrutar su poesía.

Hay una serie de poetas que son sostenidos como los más "visibles" de los 90-2000. Qué opinas de ellos: Pimentel, Guerrero, Maoli Mao y otros. 

La praxis poética en el Perú es de gusto y creo que en todo lugar existe el gusto de leer poesía que nos otorga los medios masivos de difusión, revistas, páginas webs, blogs, las paginas culturales entre otros, que nos permite acercarnos a tal cual poeta y su producción literaria, pero también tiene que ver con los padrinos poéticos o las argollas, que se encargan de posesionarlos en el parnaso oficial, a través de esos espacios que mencionaba, y bien para algunos, pero también estos medios de difusión, páginas web, paginas culturales, juegan un rol en esto de empoderar a tal o cual escritor. Pero yo sinceramente creo que el tiempo se encargará de visibilizar a los poetas de entre los muchos que aparecen. La poesía es un espacio de misterio en el que uno se encuentra en forma permanente y uno trabaja en un exilio permanente para poder producir y no espera uno ser visibilizado de manera inmediata.
La visibilidad de los poetas de hoy, se construye desde una mirada muy miope de la crítica, que solo se centra en una visión centralista (limeña) de los poetas peruanos, y eso no es muy serio para construir el corpus de la poesía contemporánea. Lo visible de la poesía peruana última, aún es invisible, para hablar de los muchos que de manera inmediata aparecen, para luego desaparecer.


Excelente, Leoncio. Muchas gracias.

---IMAGEN: Leoncio Luque, Pedro Perales y Johnny Barbieri. Noble Katerba.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas