13.4.18

EL POETA PERUANO Y SU RELACIÓN CON LOS MEDIOS I

Soy consciente de que es poco amable empezar un texto sobre poesía con un reto al lector, pero me resulta imprescindible por ahora. Invito al lector a buscar entre las entrevistas, ensayos y declaraciones de los poetas del 50 alguna referencia a la importancia de que la poesía tenga un lugar en los medios de comunicación masiva. Yo, particularmente, no he hallado ninguna declaración que siquiera roce este tema.

Este panorama cambia ostensiblemente más a o menos a mediados de los sesenta. A medida que los canales de TV extienden su audiencia por todo el país, las revistas y semanarios incrementan su lectoría (aquella que hoy añoran como el paraíso perdido) y los diarios incrementan sus tirajes.

De pronto los suplementos culturales se hacen necesarios para los principales periódicos, las páginas de cultura ganan terreno en las revistas y las secciones de cultura y arte y cine ganan espacio en ciertos programas televisivos. Y por allí se cuelan los más "mediáticos" de nuestros poetas. Cisneros ya no es un brillante desconocido, Hinostroza es un oscuro muchacho de verbo inquietante, Calvo es un elegante y guapo poeta bon vivant.

Llegan los setenta y surge un grupo de provincianos relegados que, azuzados por una gavilla de nuevos limeños (Ramírez Ruiz, Pimentel, Cerna), quieren quemarlo todo para comenzar de nuevo. Esto incluye algunas palabritas atractivas no solo para la sección Policiales: parricidio, desprestigio de personalidades importantes, iconoclasia...

Pese a lo atractivo de sus primeros postulados, sobre todo el poema integral, Hora Zero no llegó a engancharse con las secciones culturales de los diarios y canales de TV. Eso no pareció importarle gran cosa al fundador, Juan Ramírez Ruiz, bastante imbuido en reforzar ideológica y poéticamente HZ. Acaso no podremos decir lo mismo del cofundador.

Cuando llegó el autor de CEMENTERIO GENERAL y se aconchabó con Pimentel para cocinar una "segunda etapa" de HZ, ya tenían clarito que tenían que publicitar el grupo, hacerlo mediático, explotarlo. Y eso hicieron. 




Por eso JRR y su dignidad tan enorme como su poesía se alejó de quienes consideró traidores y se aisló de todos. Inició su propio camino lejos de sus antiguos compañeros y de los flashes de las cámaras.

De esa manera, Los HZ segunda etapa fueron en verdad los primeros maestros del manejo de los medios de comunicación masiva. Salían en casi todos los diarios, y no pocas veces en programas de TV. Tenían periodistas aliados en muchos medios, en buena parte debido a la pobreza intelectual de estos (hablo de los periodistas). Pero terminada la década iba a venir un grupo aun más avezado en estas prácticas, que provocaría en HZ2et. una serie de hipócritas protestas un poco santurronas.

---En la imagen, Pimentel, Mora y Ana María Chagra, en mediática pose.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

di lo que puedas

Se produjo un error en este gadget.